Blog

Fatima los 4

Hoy se conmemoran 104 años de las apariciones de la Virgen de Fátima, basadas en los testimonios de tres niños pastores. Dos de ellos fueron canonizados en 2017, cien años después de los sucesos.

En mayo de 2019, antes de iniciar la quimioterapia, visitamos su Santuario en Fátima, Portugal. Fue un viaje en familia estando a las puertas de una prueba desconocida y que en ese momento tenía a mi familia muy preocupada. Yo, sin embargo, estaba más tranquila después del impacto de la noticia. En una de las notas que le dejé a la Virgen en el santuario le pedí que me sanara y así ha sido hasta ahora. Pero mi mayor sanación ha sido la de mi alma.

Esta foto la tomé en el lugar de la primera y tercera aparición del ángel a Jacinta, Lucía y Francisco.
En Lisboa con mi esposo Ramiro y mi hijo menor Juan Antonio previo a iniciar la quimioterapia. Ya me había cortado el cabello preparándome para el momento en que se caería.

La Virgen de Fátima me acompaña todos los días. Lo primero que hago al levantarme es rezarle el rosario. Es el momento más tranquilo del día, en que estamos solo ella y yo, y mi mente inquieta de ardilla se serena. Los días que no puedo rezarle no transcurren igual, aunque poco a poco, gracias a la guía espiritual, he entendido que esos días que no puedo hacerlo, entrego a Ella todo lo que hago.

Antes de iniciar el rosario hago todas las peticiones que llevo anotadas en una lista que cada día crece más. Es increíble cómo se me van concediendo las gracias para mí y para otras personas por las que rezo. Y por eso no dejo también de agradecerle.

Lourdes Arjona cuando recibió la Capillita en su casa. En este momento la Capillita está en peregrinación por su barrio.

Ella pidió a los pastorcitos que rezaran esta jaculatoria todos los días. En mi caso, ya me la aprendí y la incorporé al final de cada misterio repitiéndola tres veces: “Dios mío, yo creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no te aman”.

Este año 2021, inició con la bendición de coordinar las visitas de una de las Capillitas Peregrinas de Fátima que están en nuestro país desde enero de 2020. Mater Fátima confió en mí para esta labor. Al día de hoy, está Capillita ya ha peregrinado en más de 35 hogares. Es tan lindo ver cómo el rostro de los que la reciben en sus casas se ilumina. Ríen. La mayor satisfacción es cuando alguien, que nunca ha rezado el rosario, siente el llamado de recibirlo e inicia así su entrega a la Virgen.

Kerube Nieto, quien fue diagnosticada con cáncer de útero a la par que yo, pero ella continúa en la batalla. En la foto con la Capillita Peregrina de Fátima.
Miriam Nieto cuando recibió la visita de la Capillita Peregrina de Fátima.

Los que me leen desde que inicié este blog saben que mi acercamiento con la Virgen empezó a raíz de mi diagnóstico de cáncer en marzo de 2019. Sentí el deseo de rezar el rosario escuchando las meditaciones de los 10 min con Jesús durante ese mes de mayo. Es algo que tengo que agradecerle al cáncer, así como tantas otras bendiciones que he recibido y sigo recibiendo cada día.

Magaly de García cuando recibió la Capillita en su casa. Me contó que el último día logró rezar el rosario con su esposo y sus hijos.

Recientemente murió Stellita, de quien escribí en el post “Stellita siempre niña”. Rezar el rosario fue lo que me confortó y sé que a ella también porque su rostro se serenaba cuando nos escuchaba rezar y cantarle a la Virgen después de cada misterio.

Video del recorrido de la vida de inclusión que vivió Stellita desde que nació. Será siempre nuestra maestra de amor y nuestra princesa por siempre.

Mi propósito es seguir haciendo sonreír a la Virgen mientras siga mi camino en esta vida terrenal.

Comments(6)

    • Myriam Lemos Navarro de Pretto

    • 3 meses ago

    Mi querida Tere que lindo tu sentimiento a la Virgen .
    Ella te acompaña le encanta lo inquieta que eres siempre escribiendo así nos tienes a todos a tu alrededor admirando esa devoción que tienes una Fe muy fuerte .
    Y ese viaje a Portugal con tu linda familia una experiencia maravillosa .
    Apoyar a la Virgen Peregrina es una bendición 🙏

    • Marta M

    • 3 meses ago

    Tere yo siempre he tenido un conflicto con rezar el rosario, no logro comprender porque le gusta tanto a la Virgen, mi mamá, mis amigas siempre me motivan a rezarlo, me cuesta hacerlo, pero este mes de Mayo decidí a rezarlo todos los días, busque el rosario corto pero las cosas van así, poco a poco pero convencida de que lo lograre, disfrutarlo y entender un poco porque a la Virgen le agrada tanto y si a Ella tanto le gusta que mejor que complacerla sin entenderlo.

    • Maria Paola

    • 3 meses ago

    Me aprenderé la jaculatoria! Muyy linda, grcss tia!

    • Myrna de carles

    • 3 meses ago

    Tere, al igual que tu también he encontrado en el Rosario una paz, lo tengo junto a mi cama, cuando me despierto en la noche empiezo ha rezar hasta conciliar ‘nuevamente el sueño

    • María Isabel Arenas

    • 3 meses ago

    Me encanta como a través de la escritura abres las puertas de tu corazón para todos quienes te leemos.
    Hermosas fotografías del viaje a Portugal y más bella aún tu devoción a la Virgen de Fátima.
    Elevamos nuestras oraciones por el descanso eterno de Stellita.
    Bendiciones para ti y tu familia 🙏

    • Eduardo A. Molino P

    • 3 meses ago

    Tere querida tengo mucho que agradecerte. Me volviste «adicto» a 10 min con Jesús. Lo escucho a cualquier hora del día y que bien me siento.
    Le pido a DIOS y a la VIRGEN que te regalen mucha salud y larga vida. Eres inspiración para muchos y tus palabras transmiten paz.
    Fuerte abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.