Blog

Foto Mama final 45

En la mayoría de los países, el Día de las Madres se celebra en el mes de mayo. Panamá es una excepción, pues lo festeja el 8 de diciembre, día de la Solemnidad de la Inmaculada Concepción.

Me puse a investigar el motivo y parece que todo comenzó en una reunión del Club Rotario de Panamá, cuando se buscaba una fecha oficial para celebrar a las madres. En un inicio se estableció el 11 de mayo de 1924, aprobado por el presidente Belisario Porras. 

Según un artículo de National Geographic en español, un dato curioso es que en esa fecha las oficinas telegráficas cobraban cinco centavos, desde las 7:00 hasta las 18:00 horas, por cada mensaje que la persona deseaba enviar a su madre en el interior del país.

Seis años después, en 1930, un gremio de mujeres católicas le escribió a Hercilia de Arosemena,esposa del presidente Florencio Harmodio Arosemena, para pedir que el Día de la Madre se cambiara del 11 de mayo al 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción.

El cambio se aceptó a través de la Ley 69 del 18 de diciembre de 1930, declarándose el 8 de diciembre como día para homenajear a todas las madres panameñas.

Es así como las madres panameñas, desde hace 90 años, somos bendecidas con la celebración de la Solemnidad de la Inmaculada Concepción en el Día de las Madres.

En años más recientes cuando quisieron hacer puente de los días feriados el pueblo panameño se negó: el Día de las Madres debía mantenerse con el de la Inmaculada Concepción.

Sorpresa que me llegó la víspera del Día de las Madres.

El último día de la novena por esta solemnidad el padre meditaba al respecto que la Virgen María estuvo, está y estará siempre llena de gracia. La gracia es la vida de Dios en el alma de una persona. La gracia es lo que recibimos a la hora del bautismo. Se pierde cuando se peca. Se recupera al confesarnos. Al decir que la Virgen es inmaculada desde su concepción significa que desde el vientre de su madre estaba llena de gracia. Nosotros también estamos llamados a ser llenos de gracia. Con el pecado perdemos la gracia. María estuvo exenta del pecado original y de todo pecado actual. Nosotros con el bautismo somos liberados del pecado original pero caemos en pecados veniales. Pidamos a nuestra madre la Virgen que nuestra alma sea cuidada y se mantenga el estado de gracia.  Que sea lo más preciado que tenemos. 

Hace unos días, mi ahijada, quien reside en España, me envió este link https://www.unav.edu/en/novena con las actividades en torno a la novena que habían organizado en su universidad con motivo de la Solemnidad de la Inmaculada Concepción. En el sitio explican que este año, dadas las circunstancias, no se celebraría la tradicional misa en el Polideportivo de la Universidad de Navarra e invitaban a los estudiantes a vivir y compartir la novena a la Virgen a través de los videos «9 capellanes en 9 días». Su origen en la tradición universitaria se remonta al siglo XVI, indica el sitio en internet.

No saben lo emocionada que me puse cuando recibí este mensaje. Mi ahijada participándome a mí de algo tan hermoso. 

El primer video era impactante. Lo escuché mientras hacía mi caminata diaria de media hora por el parque. Tocaba el tema del miedo y la fe. Recuerdo que las lágrimas resbalaban por mis mejillas mientras escuchaba al padre y me las tuve que secar con la camisa. Los invito a que visiten el link.

Los que leyeron Te ofrezco mis puertas saben que mi sobrina rezó por primera vez el rosario cuando yo estuve en quimioterapia el año pasado. Antes de que se fuera a estudiar al extranjero, le regalé su primer rosario, tal como mi abuela lo hizo conmigo y que es el que hoy yo utilizo.

En una de las sesiones de quimioterapia con Ramiro, mi esposo, mi ahijada y mi mamá.

Siempre he dicho que al morir quiero que todos mis sobrinos me recuerden como una tía que los quiso mucho y les transmitió alegría. Con este gesto de mi sobrina y a la vez ahijada ahora sé que ella atesorará por siempre el amor por la Virgen. 

Cuando le confesé a mi mamá que el día que no rezaba el rosario sentía que algo me faltaba, ella me dijo: “Tere, lo que pasa es que la Virgen ya te llama todos los días para que le reces el rosario”. Así lo creo.

Les deseo a todas las madres que leen este post un feliz día. Que puedan disfrutarlo tomando todas las medidas de seguridad. En nuestra familia, todos los años, mi hermano y su cuñada han organizado la reunión del día de las madres. Este año, a la 1:30 p. m., como ha sido lo usual, la familia estará reunida por Zoom. Es difícil, pero es como tenemos que hacerlo por la seguridad de todos. 

Esto venía acompañado de un pastel para hornear, una botellita de Champaña para brindar y un regalo muy lindo para mí.

Incluso el papa Francisco realizará los actos del día de hoy en devoción privada, confiando a la Virgen la ciudad de Roma, sus habitantes y los numerosos enfermos de todas partes del mundo. Lo informó en un comunicado la Oficina de Prensa Vaticana, explicando que «la elección de no ir por la tarde a la Plaza de España para el tradicional acto de veneración de la Inmaculada Concepción se debe a la continua situación de emergencia sanitaria y con el fin de evitar cualquier riesgo de contagio causado por las reuniones masivas».

Y para conmemorar el día de la Inmaculada Concepción, te invito a que busques una imagen de la Virgen. Una vez que la tengas, mírala y rézale esta oración. 

Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea,

pues todo un Dios se recrea

en tan graciosa belleza.

A Ti, celestial princesa,

Virgen Sagrada María,

yo te ofrezco en este día,

alma, vida y corazón.

Mírame con compasión,

no me dejes madre mía.

Recuerdo a mi abuela rezándola siempre.

Comments(3)

    • Marta de Diaz

    • 9 meses ago

    Muy lindo Tere. Dios sabe a quien escoge . Eres muy especial
    😘🥰

    • Maria Paola Rojas P.

    • 9 meses ago

    Qué bello escrito tía! Feliz Día de la Madre nuevamente 😘 muy linda la oración 🙏💕

    • Xenia Garcia

    • 9 meses ago

    ¡Hola Tere!

    Te agradezco tanto los detalles de cómo el día de la Madres en Panamá coincide con la fiesta de la Inmaculada Concepción. Antes de mis estudios en Estados Unidos, pensaba que todo el mundo celebraba el día de las Madres el 8 de diciembre. Nunca me preocupé por saber por qué Panamá era diferente al resto del mundo en cuanto a esta celebración a las madres; mucho menos me imaginaba que en este año 2020 se cumplen 90 años de este decreto. ¡Qué bueno!

    Lo cierto es que es un día grande, celebrar la Concepción Inmaculada de nuestra Madre María, es un suceso misterioso, milagroso y verdaderamente impresionante. Dios tuvo en su mente preservar por siempre a la madre su hijo, Jesús. Nuestra mente NUNCA podrá entenderlo y por ello existen tantos detractores de la Virginidad de María y por tanto de su concepción inmaculada. Es un dogma de Fe de la Iglesia Católica que vino a confirmarlo ella misma mediante la aparición a Santa Bernardita en Lourdes. ¡Qué detalle de nuestra Madre!

    Las madres terrenales en Panamá nos debemos sentir halagadas de ser también festejadas junto con la Madre de las Madres, la Mayor, la Bendita entre todas. Jamás podremos igualarla, pero sí, ponernos en sus manos para tratar de imitar sus virtudes y pedirle la gracia de poder ser algún día santas.

    Quiero agradecerte también la novena de la Universidad de Navarra. Cada día con los capellanes, es una joya. Me las escuché todas y quedé con la sensación de conocerla y amar más nuestra Madre. Ella siempre a nuestro encuentro, a nuestro auxilio, a nuestro cuidado, ¡cómo no amarla!

    De verdad este 2020, ¡ha sido grandioso! Y no estoy loca. Sé que tenemos una pandemia, pero a la vez, es un tiempo de Gracia. Dios por medio de lo malo que está pasando al mundo, abre su amor Misericordioso para con todos, dándonos la oportunidad de acercarnos a Él a través del sufrimiento, de la ansiedad, del peligro y de tantos sentimientos que nos pueden hacer sentir frustrados, abandonados o no queridos. Lo maravilloso es que allí, es cuando viene al rescate y nos manda a su Madre María.

    ¡Gracias hermosa Madre! ¡Bendita sea tu Pureza y eternamente lo sea! …

    Un fuerte abrazo, Xenia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.