Blog

F86A223B-D954-42EB-996B-3A0489342994

Chachalaca y su viaje inesperado lo presenté en el momento más difícil de la pandemia en mi país en el año 2020, con la movilidad reducida y los eventos sociales suspendidos. 

No fue sino hasta este año, en que las medidas se fueron flexibilizando, que pude efectuar actividades con los niños. Para la Feria del libro hice varios cuentacuentos en la librería el Hombre de la Mancha Kids, no solo de Chachalaca y su viaje inesperado sino de mi último libro, Mariana y la ballena. Después organicé dos cuentacuentos en MAC Panamá, donde me acompañó Natalia Tertusio, ilustradora de ambos cuentos.

En uno de los cuentacuentos en MAC Panamá en el cual también participó Natalia Tertusio, ilustradora de «Mariana y la ballena» y de «Chachalaca y su viaje inesperado».

Ha sido una faceta nueva para mí el tener estos contactos con el lector infantil y juvenil. He tenido que aprender a contar los cuentos con las debidas entonaciones. Además de planear actividades de calentamiento antes de iniciar la lectura. 

Mientras escribo este post tengo ante mí una actividad que representa otro reto. Iré nuevamente al Centro Mañanitas fundado por las exalumnas del Colegio Las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, donde me gradué. En esta ocasión será con Mariana y la ballena. La primera vez fue con Chachalaca y su viaje inesperado ante 20 niños de 4 a 9 años. Ahora estaré con 50 alumnos mayores de 9 años. Así que me encuentro organizando cómo será la dinámica para mantener su atención.

Cuentacuentos de «Chachalaca y su viaje inesperado» en el Centro Las Mañanitas. Me acompaña Paula Fábrega de Navarro en representación de mi promoción.

Hace poco, organizando un archivo con documentos de la casa, encontré el Informe de Orientación Profesional que me entregaron al graduarme del colegio. Estaba completamente amarillo pero sus páginas se hallaban en perfecto estado. Su conclusión era que estudiara una carrera en el campo de las letras y las humanidades. Carreras como Derecho, Psicología, Filosofía. Muy especialmente me sugerían que considerara dedicarle unas horas en el futuro a la docencia.

Pero no consideré ninguna de esas carreras. Solo por un semestre, cuando recién terminé la carrera de Comunicación social, fui profesora suplemente de Geografía y Cívica del primer año precisamente en el colegio donde me gradué. Pero no tengo claro por qué no continué ni tampoco por qué no consideré las carreras que me sugerían. Y ahora la vida, a raíz de la experiencia límite a la que me vi sometida en el año 2019, me ha encaminado por esta senda al poder compartir con los niños mis historias. 

La vena de la docencia que supo ver el departamento de psicología de mi colegio ha salido a la luz de forma explosiva. Disfruto sobremanera estos encuentros con los niños. Ha sido un proceso que ha tomado más de un año. Recuerdo que en el primer cuentacuentos virtual durante la Feria del Libro 2020 estaba muy nerviosa. Recibí mucho apoyo de amigos para lograr contar el cuento con la debida entonación. Pero ahora no me he limitado solo a las actividades en que he contado el cuento a los niños, sino a planear actividades para mantener su interés y que se sumerjan en el mundo de mis dos libros infantiles.

Pero este encuentro con la docencia va más allá. Ha tomado otros rumbos como muchos ya saben. El don de la escritura que también se fortaleció durante los meses de quimioterapia me llevó a escribir sobre mi camino de conversión y, por ende, al leer mis escritos, más personas se acercan a Dios. Pero he entendido que soy solo un instrumento de Dios. 

En un libro que estoy leyendo llamado Para llegar a puerto se dice que quien emprende el camino del apostolado es como un pincel en la mano de un pintor. Yo soy el pincel y Dios es el pintor. Aquí les comparto una cita que me parece clave:

Para que el pincel sea útil en manos del pintor, ha de recoger bien los colores y permitir trazar rasgos gruesos o finos, tonos enérgicos o menos fuertes. Ha de subordinar su propia cualidad al uso que de él quiera hacer el artista, quien es quien compone el cuadro…”.

Después de 20 meses de escribir en el blog de 10 minutos con Jesús América Latina he entendido que soy un instrumento para que más personas se acerquen a Dios. Pero ellos, al pedirme escribir para este blog, hicieron apostolado conmigo ya que con cada artículo que me solicitan me acerco más a Él y crezco en conocimientos. Y también, al escribirlos, contribuyo a que más personas quieran seguir su camino.

Y Dios se vale del Espíritu Santo para guiarnos, pero debemos crear el ambiente y abrirle las puertas de nuestro corazón para poder escucharlo. Y como ya saben los que siguen mis escritos, una de las cosas que he incluido en mi rutina diaria es la lectura del Evangelio seguida de una meditación personal. A veces consiste solo en quedarme viendo una imagen del Sagrado Corazón, pero en otras ocasiones brota una chispa.

Pasó que, en la víspera del Adviento de este año, después de terminar la lectura del Evangelio, me surgió una idea: Chachalaca emprendería otro viaje. En esta ocasión, para presenciar el nacimiento del Niño Jesús. Pero no lo haría sola, sino en compañía de otros personajes de mis cuentos.

Sé que fue el Espíritu Santo quien me iluminó. En otro tiempo hubiera dicho que fue simplemente mi fuego invisible que súbitamente se encendió, la inspiración que llegó, pero desde que estoy leyendo el Evangelio me surgen estas chispas que desencadenan ideas cuyo propósito es que más personas se acerquen a Dios o se cuestionen su forma de vivir. En este caso, cómo se preparan para recibir al Niño Jesús en sus corazones.

Y con esta semilla abonada en tierra fértil empecé a planear la manera de transmitir el mensaje. Lo primero fue escribir el post  https://www.10minconjesus.net/despierta-el-adviento-inicia-ya/ Luego se me ocurrió que para comunicar el mensaje del Otro viaje de Chachalaca haría una minicampaña en mis cuentas de Instagram y Facebook, por lo que necesitaría a alguien que me ayudara a crearla.

Primero contacté Natalia. Aunque le entusiasmó la idea, no tenía el tiempo para trabajarla. Así que recurrí a Rita Sano, quien me apoya en la estrategia en redes. Le expliqué cuál era la idea, y si bien teníamos el tiempo encima me dijo que me ayudaría a lograrlo.

Me mandó los primeros artes basados en la idea que tenía. Los fuimos puliendo entre las dos, y así pude lanzar la minicampaña de expectativa cinco días antes del primer domingo de Adviento. Serían tres artes que saldrían días seguidos. El primero decía “Chachalaca se prepara para emprender otro viaje inesperado. Pronto sabrás a dónde irá”. El segundo: “Chachalaca divisa su destino. ¿A dónde llegará?”. Y el tercero: “Chachalaca divisa su destino, pero antes se encuentra con…”. 

El destino era iniciar otro viaje para prepararse para recibir al Niño Jesús. Pero esa preparación, o ese viaje, lo emprendería en compañía de los personajes de Mariana y la ballena. Así, el primer domingo de Adviento apareció un arte donde se llamaba a vivir este periodo de Adviento con intensidad y una de las formas era haciendo la Corona de Adviento. A partir de allí, cada domingo de Adviento continuaría la campaña hasta llegar al día de la Navidad.

Pero como no todos mis lectores usan las redes, decidí escribir este post para que más personas pudieran vivir este nuevo viaje de Chachalaca en este periodo de Adviento.

Nunca pensé que el viaje de Chachalaca no se detendría. Pero ahora también ella se convierte en un instrumento del Espíritu Santo para ayudarme a que más personas se decidan a vivir el Adviento con intensidad, a que se cuestionen cómo o con quién lo vivirán.

Me pregunto, ¿qué otros viajes le esperan a Chachalaca? 

Y a ti te pregunto, 

¿Dejas que Dios viaje en tu corazón? 

¿Le abres las puertas de tu vida para dejar que el Espíritu Santo actúe dentro de ti? 

¿Qué acciones sabes que podrías emprender para que tu viaje sea más fructífero?

Comments(6)

    • Julieta Morris

    • 12 meses ago

    Me encanta !!! Quê belleza!!
    Los «groupies» de Chacalaca se multiplicarán hasta fotmar un ejército de «fans» que peregrinaran hasta Belén y de alli hacia el infinito universo de Dios-Jesus! Bravo Tere!!

    • Aida Londoño

    • 12 meses ago

    Definitivamente Tere, el Espíritu de Dios está actuando en ti y guiando tus pasos. Te deseo éxitos en tus nuevos proyectos, con la ayuda y guía de Dios seguro lo obtendrás y con ello serás la guía de muchos niños, una bella obra.

    • Maria Del Carmen Correa de Bares

    • 12 meses ago

    Muy bonito Tere, estás inspirada!
    Has logrado convertir a tu Chachalaca en mensajera de nuestra Fe.
    Te felicito!
    Seguro que tendrás el éxito esperado.

    Un abrazo,

    Mary Carmen

    • Aracely de Duque

    • 12 meses ago

    Tere, me encanto lo que has escrito sobre el próximo viaje de Chachalaca. Su misión claramente es llevar un mensaje de amor y de Fé a muchas personas, en especial a los niños, en esta época tan linda de Adviento. El Espíritu Santo guiando tus caminos. Bendiciones y muchos éxitos.
    Un abrazo.
    Aracely

    • Lourdes

    • 12 meses ago

    Dios bendiga esa imaginacion y las manos con las que escribes y haces quectantos niños vivan la llegada de Jesus en su inocencia y belleza de corazones😇

    • Marta M

    • 12 meses ago

    Felicidades Tere, el Espiritu Santo te esta guiando para esta nueva creacion de Chachalaca, sigue no pares.
    Tqm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.